CORO MAESE RODRIGO

El pasado 25 de Octubre de 2014 tuvo lugar en Gilena (Sevilla) un concierto del Coro de Cámara Maese Rodrigo de Sevilla.

La Iglesia de la Inmaculada Concepción completó su aforo con un público entregado, los aplausos llegaron hasta el último rincón tras cada obra, reclamando un bis al final del concierto.

Este concierto es posible gracias a la intensa labor de investigación y transcripción de las partituras, para lo cual tuvo que trasladarse a Zaragoza, donde se encuentran las….. originales sin haber sido interpretadas desde hace más de 400 años.

Este concierto corresponde a un ciclo de conciertos titulado “Los Sonidos de la Sevilla Barroca” que han sido interpretados en diferentes puntos de la provincia.

Director: Alberto Alvarez Calero.

Nacido en Sevilla, estudió en el CSM Manuel Castillo, obteniendo el Título Superior de Dirección de Coro. Estudió Dirección de orquesta y composición en numerosos cursos de perfeccionamiento dentro y fuera de España. Es Licenciado en Geografía e Historia, y Doctor en la Universidad de Sevilla, lugar donde imparte clases desde el año 2000, en el área de Música. De sus publicaciones destacan los libros Historia de la música escrita (Si bemol, 2012) y El tenor Fernando Valero y su entorno (Dip. de Sevilla, 2013).

CORO MAESE RODRIGO

Desde su fundación en 2006, este coro está formado principalmente por antiguos alumnos/as de la carrera de Maestro (antigua especialidad de música), y por miembros de la Universidad de Sevilla, aunque también incluye puntualmente a algunas personas ajenas a dicha comunidad. Entre sus numerosas actuaciones, caben destacar un Segundo Premio en el “IV Certamen Nacional de Polifonía Ciudad de Motril” (2009), y el Primer Premio en el X Concurso Internacional “Venezia in musica (2012)enlacategoríade “Coro de Cámara”, cantando además en dicha ciudad italiana en la incomparable Iglesia Madonna dei Miracoli. Su repertorio va desde el siglo XVI hasta la actualidad. En 2012 grabó un disco titulado Entre la luz y la oscuridad, estando disponible en los diversos canales digitales. A finales de este año saldrá su nuevo trabajo discográfico, incluyendo las obras presentadas en este concierto. El pasado día 11 de octubre se presentó este coro al XIII concurso nacional en Burgos.

Sopranos: María Jesús Pacheco, Nuria Montes, Sarah Brito, Andrea Caro, Concepción Martínez, Mari Carmen Ibáñez.

Contraltos: Maria Inmaculada Navarro, María Gallego, Carmen Pacheco, Almudena Carrasco, Carmen Carmona.

Tenores: Jerónimo Luna, Manuel Fontanilla, Joaquín Caballero.

Bajos: Ignacio García, Fernando Reyes.

COMPOSITORES DE LAS OBRAS DEL CONCIERTO

Para el ciclo hemos escogido como referencia a dos compositores muy relacionados entre sí, y que ocuparon el primer y segundo tercio del siglo XVII respectivamente.

FRAY FRANCISCO DE SANTIAGO (1578?-1644) fue maestro de capilla de la catedral de Sevilla entre 1617 y 1642, tras suceder a Alonso Lobo. Fray Francisco de Santiago procedía del convento del Carmen de Madrid. Fue uno de los compositores más reconocidos en la Península Ibérica, difundiéndose algunas de sus obras hasta incluso Hispanoamérica. En la catedral hispalense fue también maestro de los seises de manera intermitente durante esos años. Teniendo este último cargo, vivió en una casa en el barrio de San Miguel (siendo convecino por tanto del universal pintor Velázquez durante esa inicial etapa). Poco después, la casa del músico se vino abajo por una de las frecuentes arriadas que inundaban Sevilla. Posteriormente, Fray Santiago residió en el convento de San Alberto (actualmente Iglesia de los PP. Filipenses), en donde está su sepultura. Este compositor era portugués, y viajaba periódicamente a Lisboa (en concreto, cada cinco años), lo que se piensa que aquella era su ciudad natal. A medio camino entre la capital lusa y Sevilla, pasaba largas temporadas en Vila Viçosa (Portugal), en el palacio del VIII duque de Braganza. Este mecenas y músico aficionado sería coronado a partir de 1640 rey de Portugal, con el nombre de João IV. Recordemos que hasta ese momento y durante los anteriores 60 años, la Península Ibérica era un único Estado.

Hubo tanta relación entre aquel duque culto (después monarca) y Fray Francisco de Santiago, que aquel llegó a encargarle que le comprase en Sevilla un caballo y un espejo. En la Biblioteca Real de Lisboa llegó a albergarse más de 600 piezas de Fray Santiago, y un retrato de éste. Sin embargo, un siglo más tarde, el fatídico Terremoto de Lisboa (1755) sepultó todas esas obras. De ahí que este compositor pasase a ser cada vez más olvidado a partir de ese infortunio.

Sin embargo, una de las pieza que se va a interpretar ahora de este autor, Conceptio Tua, se cantaba en la catedral hispalense hasta incluso finales del siglo XIX, y está depositado en el Archivo Musical de dicho templo catedralicio. Las otras piezas restantes de este compositor en el programa están depositadas en el Archivo Musical de las catedrales de Zaragoza. Es en este lugar en donde más partituras de Fray Francisco de Santiago han quedado (diez completas en total), todas originales. Posiblemente las llevaría allí un carmelita de mediados de ese siglo (Fray Manuel Correa). Estas obras del programa fueron escritas tanto durante la temprana etapa madrileña del músico como en su largo periodo sevillano. En la web del Centro de Documentación Musical de Andalucía se puede consultar al completo la monografía: Fray Francisco de Santiago. Su música y su entorno (Alberto Alvarez, Granada, CDMA, 2013).

FRAY GERÓNIMO GONZÁLEZ DE MENDOZA (floreciendo entre 1633 y 1662) fue maestro de capilla del convento del Carmen de Sevilla (actual Conservatorio Superior de Música y Arte Dramático). Allí estuvo al menos desde 1642 a 1662, según hemos podido investigar. En ese periodo obtuvo en dicho convento el cargo en sus primeros años de sacristán. Después de aquella última fecha de 1662 no nos ha quedado ninguna pista de él, por lo que es posible que muriese en ese tiempo. Previamente estuvo, como unas décadas ocurriera con Fray Francisco de Santiago, en el convento del Carmen de Madrid (junto a la Puerta del Sol). Habría por tanto mucha relación entre estos dos compositores carmelitas calzados, llevando ambos una trayectoria personal parecida. Fray Gerónimo González (que firmaba su nombre tanto con la G como con la J) fue también muy conocido en los ambientes del rey João IV. Se llegaron a depositar en la desaparecida Biblioteca Real lusa más de un centenar de obras suyas.

En la actualidad sólo nos han quedado de este compositor 6 piezas en la Península Ibérica (en Zaragoza, Arántzazu y Coímbra) y unas cuantas más en Hispanoamérica (México, Cuzco, Guatemala y Bogotá).

Apenas hay grabación alguna sobre este compositor.

Ningunas de estas piezas de estos dos compositores barrocos se han escuchado antes en tiempos modernos, salvo las versiones de este coro desde hace un año. Sirvan estas obras para valorar y confirmar la riqueza musical de estos dos compositores, y ya de camino la música ibérica del siglo XVII, todavía aún bastante desconocida y con muchas lagunas por cubrir.

Me gusta, lo comparto!